Archivo de la etiqueta: un mundo feliz

Medicina digital

Puede ser una realidad, que este año 2017 la FDA apruebe la primera medicina digital.

Se trata de un software desarrollado por la compañía Pear Therapeutics que trata las adicciones a las drogas de abuso (opiodes, estimulantes, cannabis, cocaína y alcohol).

Conocemos de hace unos años la aparición y rápida evolución de las herramientas digitales para la salud, desde aplicaciones para dispositivos móviles hasta softwares cada vez más especializados, quién no ha probado alguna vez una de estas maravillosas apps que ayudan a dejar de fumar, o a controlar el peso.

Lo que llama la atención de esta noticia, no es el desarrollo de una aplicación que se utilizará en centros sociales y de deshabituación a las drogas, y que seguramente será de gran ayuda para un nicho social en el cual cualquier ayuda siempre es bienvenida, no, lo que abre un gran debate es que la administración que “corta el bacalao” en cuanto a fármacos se refiere esté estudiando que un software sea una medicina.

Definición de fármaco (o drug en inglés):

1.

En farmacología: sustancia química utilizada en el tratamiento, cura, prevención o diagnóstico de una enfermedad o utilizada para mejor el buen estado físico o mental

2.

  1. cualquier sustancia reconocida en la farmacopea oficial o en el formulario nacional.
  2. cualquier sustancia destinada para el diagnóstico, cura, mitigación, tratamiento o prevención de una enfermedad en humanos u otros animales.
  3. cualquier otro artículo, distinto a los alimentos, destinado a afectar la estructura o cualquier función del cuerpo humano o de otros animales.
  4. cualquier sustancia destinada a ser utilizada como componente de dicho medicamento, pero no un dispositivo o parte de un dispositivo.

Por tanto, un software informático ¿es parte de un dispositivo? Está claro que no es una sustancia, y mucho menos una sustancia química. La era digital está en marcha desde hace un tiempo, empieza ahora a desarrollarse, a verse la utilidad en la sociedad de a pie, los inversores están en la línea de salida (ya lo dicen Goldman Sachs: empieza la historia para la salud digital, que de paso dará beneficios de 6 billones de dólares…).

Veremos en muy poco tiempo cómo lo que pensábamos que hasta ahora era imposible se convierta en una realidad, si Donald Trump es presidente de Estados Unidos, porqué un software no va a poder ser un medicamento, con sus controles y ensayos clínicos y, por supuesto, que se venda en farmacias con el correspondiente consejo farmacéutico.

digital-care

Enlaces de interés:

http://ajp.psychiatryonline.org/doi/abs/10.1176/appi.ajp.2014.13081055?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori%3Arid%3Acrossref.org&rfr_dat=cr_pub%3Dpubmed&

https://peartherapeutics.com/reset/

http://www.dictionary.com/browse/drug

http://www.medscape.com/viewarticle/874490?nlid=111999_3681&src=wnl_dne_170117_mscpedit&uac=233282BJ&impID=1273370&faf=1#vp_1

Benzodiazepinas para un mundo feliz

27160_004

Benzodiazepinas: drogas psicótropas que actúan sobre el sistema nervioso central con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes.

Desde Orfidal hasta Tranxilium, se prescriben estas drogas para tratar el insomnio, la ansiedad, hasta la depresión. Es bien conocido que las benzodiazepinas causan tolerancia, dependencia y adicción.

Un mundo sedado es un mundo feliz.

No pondríamos en duda el sobreuso de los psicótropos si no fuera por el peligro que conlleva sobretodo en las personas de edad avanzada. La cantidad de fracturas por caídas en los mayores es directamente proporcional al uso de psicótropos.

Se abre el debate: ¿cuál es el límite de prescripciones de droga legal? ¿hasta que edad se puede considerar su toma diaria una acción sin riesgos?