Archivo de la etiqueta: ojo rojo

Conjuntivitis / Ojo rojo

Una de las afecciones más consultadas en la Farmacia es la conjuntivitis (ojo rojo). Por definición la conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva del ojo, es decir la membrana que recubre los párpados por dentro y la parte anterior del globo ocular. Lo que nosotros vemos es que el ojo molesta y está rojo.

Aspecto típico del ojo en una conjuntivitis

Aspecto típico del ojo en una conjuntivitis

Este aspecto de ojo rojo es debido a la vasodilatación de los vasos sanguíneos del ojo en respuesta al contacto con un agente externo. En este punto aclarar que la vasodilatación en la conjuntivitis es homogénea en todo el ojo, si la parte roja se distribuyera de manera diferente a como se ve en la imagen, se recomienda acudir al oftalmologo de manera urgente.

¿Qué causa la conjuntivitis típica?

Existen 3 tipos de conjuntivitis clasificadas según el tipo de agente que las causa. Las vamos a describir según su sintomatología.

  • Conjuntivitis vírica: causada por un virus, es la forma más leve. Se verá como el ojo rojo, molestias, casi no hay secreción (ni pus, ni lagrimeo). Normalmente ocurre en un solo ojo, dura unas 2 semanas y el tratamiento es lágrima artificial (hidratar el ojo) e higiene.
  • Conjuntivitis bacteriana: causada por una bacteria, los síntomas son iguales a la vírica pero se diferencia de ésta en que existe secreción, aparecen legañas pegajosas sobre todo muy evidentes al despertarse. Muy frecuente en niños. Esta infección suele durar una semana. El tratamiento recomendado desde la farmacia es higiene. no tocarse los ojos, lavarse las manos frecuentemente, tener cuidado con las toallas e hidratar el ojo con lágrimas artificiales. Es frecuente que se pida al farmacéutico un colirio con antibiótico para curar esta conjuntivitis, el más habitual es tobramicina. Aunque a veces hacemos excepciones, y tras una exploración adecuada, hemos dispensado este colirio con antibiótico, los farmacéuticos no podemos dar antibióticos sin una prescripción médica.
  • Conjuntivitis alérgica: causada por el polen, polvo, cualquier agente al cual la persona sea alérgica. Se diferencia de las infecciosas (vírica y bacteriana) en que esta vez ocurre en los dos ojos y hay mucho picor y lagrimeo. El tratamiento es exclusivo por prescripción médica, suelen ser corticoides y combinaciones con antihistamínicos. Aunque los medicamentos orales para la alergia, también hacen efecto en la conjuntivitis alérgica.

En este punto nos gustaría aclarar que los colirios con corticoides nunca deben usarse sin una receta del médico. Los corticoides son muy dañinos para el ojo. El peligro del uso de corticoides en colirio es que se nota una gran mejoría en los síntomas pero su uso continuado (meses) puede provocar ceguera.

2232303267_315ac4517e

Es muy habitual dispensar en la farmacia esos colirios que se anuncian en televisión y revistas como remedios para el ojo rojo. Nos referimos a los colirios tipo Vispring®. El tipo de medicamento que contienen son vasoconstrictores, y muy eficaces ya que cierran los vasos sanguíneos del ojo dejando una conjuntiva totalmente blanca. No pasa nada por utilizarlos de manera puntual, para una entrevista de trabajo, tras la irritación por humo…El problema es usarlos de forma rutinaria ya que los principios activos que contienen crean una tolerancia en el ojo. Esto quiere decir que el ojo se “acostumbra” a tener esa dosis de medicamento y si el uso persiste se necesita más cantidad de dosis para lograr el mismo efecto (el ojo blanco). Así que cuidado con abusar de estos colirios.

¿Eres propenso/a a tener conjuntivitis? ¿Te das diariamente un colirio para blanquear el ojo y no sabes cómo dejar de usarlo? Consúltanos!