¿Cómo ve un ojo daltónico?

Para poder responder a esta pregunta y entender la respuesta se debe antes explicar el mecanismo de visión de un ojo humano, ¿cómo ve un ojo?.

El globo ocular es el mejor dispositivo visual jamás diseñado, ni el último modelo de cámara fotográfica del mercado puede competir con nuestro órgano visual. La sincronización de todos los elementos que componen el ojo (músculos, humores, cristales, células) permiten la percepción del rango de radiación visible de una manera inigualable.

Uno de los componentes más importante del ojo es la retina, que se encuentra en su parte posterior y se encarga de proyectar los estímulos visuales que le llegan del exterior. En esta parte del ojo se encuentran las únicas células capaces de captar el color y la luz, son los conos y bastones. Los bastones se encuentran entre los pares de conos en la retina y son los encargados de captar el contraste. Los conos son los que distinguen el cromatismo, los colores. Existen tres tipos de conos, cada uno de los cuales puede captar las diferentes longitudes de onda equivalentes al rojo, azul y verde, gracias a su contenido en pigmentos. Mediante las diferentes intensidades captadas por los tres tipos de conos, es posible distinguir todos los colores que forman parte del espectro de luz visible.

Daltonismo

El ojo daltónico es aquel que tiene algún tipo de incapacidad para distinguir ciertos colores. Esto se debe a la falta o mal funcionamiento de uno o más de un tipo de cono. Esta alteración tiene un origen genético, se trata de un trastorno ligado al sexo, es decir el gen afectado se encuentra en el cromosoma X. Es un gen recesivo, lo que implica que todos los hombres (XY) que hereden un cromosoma X con el gen defectuoso, padecerán daltonismo, y las mujeres (XX) pueden sólo lo padecerán si están los dos cromosomas afectados. Esto explica que en las mujeres el daltonismo es muy poco frecuente y que uno de cada diez hombres presenta alguna de las formas de daltonismo.
Las tres formas más comunes de daltonismo son:

  • Dicromatismo: es la más frecuente, el individuo afectado sólo posee dos tipos de conos. La falta de uno de los tipos de célula hace que otra recoja ambos estímulos, por tantosi afecta a los conos encargados de captar los colores rojo y verde, estos colores serán percibidos como un mismo color. Otra variante es la falta de los conos que captan los tonos azules, estas personas no podrán diferenciar los colores azul y amarillo.

  • Tricromatismo anómalo: es una forma más leve de daltonismo ya que la persona tiene tres tipos de conos, pero existe alguna deficiencia en los mismo que impide un funcionamiento totalmente normal.
  • Acromatopsia: es el caso más grave de daltonismo ya que el individuo afectado únicamente aprecia diferencias en la escala de grises.

Diagnóstico del daltonismo
Existen diferentes pruebas y test para el diagnóstico del daltonismo y su grado de alteración. Entre ellas las manchas de Ishihara y Stilling son las más utilizadas. Consisten en unas láminas en las que aparecen puntos de colores primarios dispuestos formando números o formas, sobre un fondo de puntos de colores similares, de modo que una persona con capacidad visual normal podrá distinguirlos, mientras que un ojo daltónico no. Además de estas pruebas se recomienda realizar un reconocimiento oftalmológico para confirmar el diagnóstico.

Aunque el daltonismo no es un trastorno grave ni implica un peligro para la salud, sí conviene prestar atención a los niños puesto que una detección temprana ayudará a evitar posibles dificultades en el aprendizaje y facilitarán la adopción de hábitos y trucos que mejoren la convivencia con el trastorno.
Se debe prestar especial atención si la persona daltónica desempeña determinadas profesiones, especialmente aquellas relacionadas con las señales lumínicas (controladores aéreos, policías) y los conductores y transportistas.

¡Comparte aquí tu experiencia como vidente daltónico!