¿Bienvenida, viagra femenina?

Tras un largo y controvertido proceso, la FDA ha aprobado el primer medicamento de la historia indicado para aumentar la libido femenina.

El principio activo, flibanserin (Addyi®) -también conocido como “viagra femenina” o “viagra rosa”- saldrá al mercado de la mano del laboratorio Sprout Pharmaceuticals.

Esta terapia no-hormonal se ha aprobado para tratar el desorden de hipoactividad del deseo sexual. El diagnóstico de este desorden aparece en el DSM-4 (manual de referencia en el diagnóstico de desórdenes mentales).

Cabe destacar (y mucho) que la toma de esta viagra femenina está contraindicada con la ingesta de alcohol, debido a sus muy comunes efectos secundarios: somnolencia y mareo. Dentro del prospecto del medicamento se incluirá una advertencia sobre el riesgo de hipotensión y síncope. Debido a estos riesgos, las pacientes que comiencen el tratamiento deberán firmar un consentimiento informado con los riesgos severos de hipotensión y síncope al beber alcohol tomando flibanserin.

La FDA pone como requisito al laboratorio que comercializará Addyi, que realice 3 estudios post comercialización en pacientes, para entender mejor la interacción entre flibanserin y el alcohol.

addyi

Existen dos posturas frente a este nuevo medicamento. Por un lado, expertos de la Universidad de Stanford dicen que el desorden de hipoactividad del deseo sexual es un problema real, ya que se debe a un desequilibrio de neurotransmisores. Cabe mencionar que el flibanserin originalmente se desarrolló como un antidepresivo, su mecanismo de acción se basa en aumentar la concentración de serotonina en el cerebro (ésta es la responsable de los estados de felicidad, en la depresión los niveles de serotonina son muy bajos). El laboratorio, por su parte también afirma que existe mucha demanda e interés en este producto, que 1 de cada 10 mujeres sufren este desorden.

En cambio, los hay posicionados de manera contraria a este lanzamiento, comentan que el laboratorio ha realizado una campaña de relaciones públicas y que han pasado por alto la seguridad y efectividad del flibanserin para conseguir la aprobación de la FDA. De este grupo de no conformes, unos están preocupados por los efectos adversos que se dan en mujeres que beben alcohol, y otros (psiquiatras y psicólogos) discuten el hecho de cómo se puede diagnosticar la baja libido femenina y cómo se debe tratar.

En el estudio piloto, las mujeres participantes tuvieron de 0,5 a 1 encuentros sexuales satisfactorios más al mes, comparado con placebo. Cabe tener en cuenta que existe un gran efecto placebo, las que tomaron flibanserin aumentaron su deseo en un 51% y las que tomaron placebo aumentaron su deseo en un 38%.

Los comprimidos de 100mg se toman una vez al día al acostarse, todos los días, aunque no haya relación sexual. Si una mujer no nota mejoría en 8 semanas, debe suspender el tratamiento.

Por supuesto, la entrada en el mercado farmacéutico de este medicamento supone un gran “boom” mediático, y por lo tanto, se abre el debate: ¿se debe tratar el bajo deseo sexual femenino con un medicamento? ¿es la impotencia femenina una “enfermedad inventada” por los laboratorios?

Pregunta a tu farmacéutica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s