La Revolución sexual (II)

En el anterior post se habló de la revolución sexual enfocada a las técnicas de reproducción asistida, hoy hablaremos sobre los métodos anticonceptivos, la otra cara de la revolución sexual.

Los métodos anticonceptivos se definen como el conjunto de procedimientos que llevan por objetivo impedir la concepción. Se miden por su eficacia (capacidad para lograr su función) y efectividad (eficacia aplicada a la vida real).

tablacomparativacontracepti

Comenzaremos con los métodos basados en el conocimiento de la fertilidad. Son aquellos donde el coito se programa para evitar el embarazo. Son también llamados “métodos naturales”.

Métodos de abstinencia periódica

  • Método Billings: basado en la observación diaria del moco cervical. Al comienzo de la ovulación el moco cervical es transparente y fluido, los espermatozoides tienen mucho más fácil el paso hacia las trompas de Falopio. Tras la ovulación el moco es viscoso.
  • Método Ogino: se trata de controlar los ciclos menstruales a lo largo de 1 año para comprobar su regularidad. La parte que más suele variar es la fase estrogénica (la primera parte del ciclo). Los test de ovulación miden la hormona LH, cuando hay pico de LH significa que se esta ovulando, por lo que se deberían evitar esos días o usar un método barrera para evitar la concepción.
  • Método Temperatura basal: en la ovulación la temperatura corporal aumenta de medio a un grado. Este método se basa en medir la temperatura corporal todos los días antes de levantarse con el fin de detectar la subida de temperatura en la ovulación.
  • Método Sintotérmico: es la combinación de los tres método anteriores.

Métodos que interrumpen la relación

  • Coito interrumpido: se le conoce popularmente como el método de la marcha atrás. Consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación. Hay que saber que antes de la eyaculación se expulsan gotas cargadas de espermatozoides que pueden producir un embarazo, por lo que es necesario mantener un control extremo sobre la excitación sexual.

Espermicidas

Los espermicidas son aquellas sustancias químicas que destruyen los espermatozoides en la vagina (impiden mecánicamente su movilidad y acorta su vida media). Se comercializan en formato de óvulos vaginales y cremas. Para utilizarlos correctamente se deben introducir en la vagina de 5 a 10 minutos antes de la penetración. Los espermicidas se suelen utilizar en combinación con los métodos naturales.

Métodos de barrera

  • Preservativo masculino: los condones. Protegen frente a las enfermedades de transmisión sexual (ETS), su eficacia teórica está entre el 86 y el 97%.
  • Preservativo femenino: protege también frente a las ETS. Consiste en dos aros, uno de ellos se queda en el fondo de la vagina y el otro en la vulva. Tras la relación se quita igual que con el preservativo masculino.
  • Diafragma: es una caperuza de latex muy flexible que se coloca en el fondo de la vagina, cubriendo completamente el cuello del útero. Debe utilizarse asociado a una crema espermicida. Se debe colocar antes del coito no pudiendo retirarse hasta 6-8 horas después.

Métodos hormonales

A modo de breve repaso histórico, la primera píldora hormonal anticonceptiva se sintetizó a principios de los años 50 cuando un grupo de investigadores llegaron a la conclusión del porqué las mujeres embarazadas no ovulaban, y la razón es que producen de manera natural progesterona hasta que la placenta está suficientemente madura. Así, la primera píldora anticonceptiva era un análogo sintético de la progesterona.

Con el tiempo se llegó a la conclusión que la combinación con estrógenos hacían de la píldora anticonceptiva un método mas seguro para las usuarias. Así los anticonceptivos hormonales combinados son fármacos compuestos por un estrógeno y un progestágeno que pueden administrarse a través de distintas vías y cuyo mecanismo de acción fundamental es la inhibición de la ovulación, lo que les confiere una alta eficacia anticonceptiva, reversible tras la supresión de su administración.

Por un lado, el progestágeno inhibe la LH, no hay ovulación. Provoca cambios en el endometrio (lo adelgaza). El componente estrogénico bloquea la hormona FSH por lo que tambiñen ayuda a inhibir la ovulación y contrarresta los efectos de la progesterona en el endometrio.

A lo largo de los años se ha ido cambiando el progestágeno con el fin de evitar la aparición de problemas metabólicos en las usuarias si éste tiene carácter andrógenico. La dosis de los estrógenos también ha ido disminuyendo a lo largo de los años hasta los 15 o 30 microgramos debido al riesgo tromboembólico de los estrógenos sintéticos.

Clasificación de los anticonceptivos hormonales combinados

  • Monofásicos: la dosis es fija, se toma la misma cantidad de hormonas todos los días.
    • Pauta 21/7: descanso de 7 días al mes y es cuando hay sangrado
    • Pauta 24/4: descanso de 4 días al mes y es cuando hay sangrado. Recomendado para mujeres con síndrome premenstrual.
  • Multifásicos: la dosis varía a lo largo de los días. Intentan asemejarse al ciclo natural. Más complicado de controlar en caso de olvido de toma.

¿Por qué hay sangrado si no hay ovulación? En los días de descanso de toma, el cerebro reactiva la producción de hormonas de manera natural, como hemos tenido progestágenos y estrógenos durante un mes las paredes del útero han engordado y al omitir las dosis el cuerpo interpreta que es hora de menstruar. Digamos que es un pequeña simulación de un  ciclo normal para hacerlo más natural para la usuaria.

Los anticonceptivos hormonales fueron una autentica revolución en cuanto al control de la fertilidad y a la mejora para aquellas mujeres con dolores menstruales pero tienen sus efectos adversos como cualquier medicamento.

Los efectos adversos que llamaremos “mayores” y que más preocupan a médicos y farmacéuticos son:

  • Tromboembolismo venoso
  • Hipertensión arterial

Siempre teniendo en cuenta los factores de riesgo: mujeres mayores de 30 años y fumadoras.

Los efectos menores y que más preocupan a las usuarias y que son la causa más habitual de abandonos son:

  • Aumento de peso
  • Dolor de mamas (en los días de descanso)
  • Hiperpigmentación solar
  • Acné
  • Bajo estado de ánimo
  • Nauseas y vómitos
  • Colelitiasis y colostasis
  • Descenso de la líbido
  • Sangrados en mitad del ciclo

Olvidos en las tomas:

Si se olvida tomar un comprimido de un anticonceptivo es muy importante seguir estas instrucciones. Válidas para los monofásicos (si se olvida un comprimido multifásico consultar el prospecto):

  • Olvido de 1 comprimido en los primeros 7 días del ciclo: plantearse tomar un anticonceptivo de urgencia o bien tomar el comprimido y utilizar método barrera los siguientes 7 días. Hay bastante riesgo de embarazo.
  • Olvido de 1 comprimido entre el día 8 y 14: tomar el comprimido y utilizar método barrera los siguientes 7 días.
  • Olvido de 1 comprimido entre los días 15 y 21: tomar el comprimido y no hacer descanso con el siguiente ciclo.

Existen otras dos vías de administración de los anticonceptivos hormonales, que resuelven el problema de los olvidos y contienen menos dosis de estrógenos: vía vaginal (aro) y vía transdérmica (parches).

En la lactancia, las mujeres pueden utilizar anticonceptivos hormonales, la llamada minipíldora, compuesta por un progestágeno como componente hormonal único que será el que confiera la eficacia anticonceptiva y evita los efectos secundarios imputables al uso de estrógenos.

Anticonceptivos de emergencia

Para las situaciones indeseadas de rotura del método barrera, por ejemplo, existen los anticonceptivos de emergencia. Actualmente el que no necesita de prescripción médica es el levonorestrel 1,5 mg. Una dosis única. Su eficacia disminuye con el tiempo. Se puede tomar hasta 72 horas después pero la eficacia es menor.

No menos eficaces son los métodos anticonceptivos a largo plazo:

  • DIU: dispositivo intrauterino, que ejerce una acción anticonceptiva eficaz mediante una reacción inflamatoria, espermicida y antiimplantatorio.
  • Vasectomía: oclusión de los conductos deferentes del pene, evitando la salida de esperma.
  • Ligadura de trompas: se cortan o atan las trompas de Falopio, impidiendo que el óvulo pueda llegar hasta el útero.

 

Hasta aquí un repaso de los diferentes métodos anticonceptivos. ¿Cuál es tu método anticonceptivo de elección? ¿Por qué?

Gracias por compartir!

3 pensamientos en “La Revolución sexual (II)

  1. Pingback: La revolución sexual III | Pregunta a tu farmacéutico

  2. Raúl

    Lo que no sabía yo es que la basectomía corre el riesgo de no estar bien realizada y que algún que otro embarazo se ha producido incluso habiendose practicado esta intervención.

    Me gusta

    Responder
    1. Mil Pedazos Autor de la entrada

      Hola Raúl, como bien dices, la vasectomía puede no ser una opción del todo segura para evitar el embarazo. Por eso, los hombres que se someten a esta intervención deben acudir a revisiones periódicas para obtener un recuento de espermatozoides. Hay datos que señalan que el índice de fallos de cada 1.000 vasectomías es del 9,4% durante el primer año y del 11,3% dentro de los dos a cinco años.
      Gracias por tu comentario

      Me gusta

      Responder

Pregunta a tu farmacéutica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s